miércoles, 17 de noviembre de 2010

PSICOPATÍA.


La psicopatía hace referencia a uno de los trastornos de la conducta más conocidos tanto a nivel clínico como también entre la población general. Dicho concepto ha transcurrido por una evolución histórica, pasando por múltiples definiciones derivados de diversos autores.
Centrándonos en los autores contemporáneos, se destacan los postulados de Robert Hare, uno de los expertos mundiales más destacados en el estudio de dicho término (Abalos, Esquivel & Gallardo, 2004). Hare señala que (citado en Freeman, 2001):
Los psicópatas utilizan encanto superficial, manipulación, engaño, intimidación y violencia para controlar a otros y satisfacer sus propias necesidades egoístas... Carecen de conciencia y sentimientos hacia los demás, con sangre fría cogen lo que quieren y hacen lo que les apetece, violando las normas y expectativas sociales sin el más leve remordimiento, culpa o vergüenza. (p. 1)
En este sentido, se puede afirmar que los psicópatas carecen de empatía en las relaciones interpersonales, es decir, que no pueden sentir la misma emoción de dolor y conmoción desde la misma perspectiva de otra persona. Los psicópatas son capaces de imaginarse lo que la otra persona piensa y siente ante la situación, pero en ellos, ésta es un arma de manipulación: si es capaz de anticipar lo que imaginará y sentirá el otro, el psicópata podrá generar una trama más perfecta para la manipulación y explotación de la víctima (Singer, et al, 2006, citado en Alcázar-Córcoles, Verdejo-García & Bouso Saiz, 2008).  Paralelo a esto, se puede agregar que el síntoma basico de la psicopatiaseria la deficiente respuesta afectiva hacia los demás, que explicaría el comportamiento antisocial que manifiesta el individuo (Cleckley, 1941 citado en López & Núñez, 2009).
Por otro lado, se puede mencionar que existe una gran confusión conceptual entre la psicopatía y el trastorno de personalidad antisocial (TPA). Respeto a esto, es necesario aclarar que no todo delincuente es psicópata, ni todo psicópata es delincuente, puesto que la psicopatía es definida por un conjunto de rasgos de personalidad y conductas socialmente desviadas, mientras que el trastorno de la personalidad antisocial se refiere fundamentalmente a un grupo de conductas delictivas y antisociales, con lo que muchos delincuentes no psicópatas podrían incluirse, existiendo por lo tanto, el 90% de delincuentes psicópatas que cumplen criterios de TPA, pero solo un 25% se diagnostican psicópatas según la Psychopathy Checklist-Revised (PCL-R) (López & Núñez, 2009).
En cuanto al instrumento citado anteriormente creado por Hare, se puede mencionar que diversos estudio en los últimos 15 años han contribuido a considerar la PCL-R un estándar para el diagnostico de psicopatía y un instrumento sumamente útil en la evaluación de riesgo de violencia (Folino & Mendicoa, 2006). 

Bibliografía:

Folino, J., y Mandioca, G. (2006). La Psicopatía, el MMPI y la Hare PCL R. Revista Argentina de Clínica Neuropsiquiatrita, 13(2), 43-54.
Freedman, D. (2001). False prediction of future dangerousness: Error rates and sychopathy Checklist-Revised. Journal of the American Academy of Psychiatry and Law, 29, 89-95.
López, M., Núñez, M (2009). Psicopatía versus trastorno antisocial de la personalidad. Revista Española de Investigación Criminológica, 1(7), 1-17.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada